viernes, 22 de enero de 2010

ahora me ven...

siendo fantasma, el mago siguió realizando, más gustosamente que nunca, su acto de apariciones y desapariciones.

2 comentarios:

Javi dijo...

Ya no era un truco de magia. Le salía con mucha naturalidad :)

Oriana P. S. dijo...

Era más que un modus vivendi. Digamos que no tenía elección. :)